El Reino De Marruecos – Parte II

Meknes es una ciudad pequeña y la infraestructura turística no está del todo desarollada por lo que pintaba como un buen destino para empezar el viaje por Marruecos. No hay muchos turistas, los marroquíes no te joden, puedes pasear tranquilo y tomar fotos sin que nadie se te cruce o tener que esperar horas para poder hacer una buena toma. En la plaza el-Hedim tomamos el cafe au lait mas rico del mundo (sí, fácil exagero pero estaba buenazo). Los comerciantes abren sus puestos a las 10am por lo que pudimos meternos en la Medina y explorar tranquilos.

Plaza el-Hedim

Al cabo de un par horas nos dimos cuenta que Meknes era efectivamente un ciudad de paso así que decidimos que esa tarde tomaríamos un bus a la ciudad de Fez. Fuimos a nuestro hotel para hacer el check out y dejar las mochilas en custodia mientras terminábamos de conocer la ciudad.

Al salir de hotel notamos que caía una ligera llovizna (tipo la de Lima) y no le dimos importancia. Dos limeños desubicados subestimando el poder de la lluvia, cuando estábamos muy lejos para regresar al hotel y en medio de una avenida super larga que solo tenía una muralla a la izquierda y otra a la derecha, el cielo nos orinó. La lluvia era recontra pendeja y más el viento huracanado,  nos refugiamos detrás de un paraguas… estábamos jodidos. Aquí conseguí una foto de internet de esa avenida, usen su imaginación.

Nuestra ropa estaba empapada y el frío era insoportable. Eran las 2pm y teníamos hambre, no pasaba ningún puto taxi, es más, no pasaba ni un alma!. Seguimos caminando rodeando la muralla hasta que por fin vimos civilización. Entramos a un café con la idea de sentarnos a tragar pero en ese café sólo vendían café (jajaja cagados). Después de estar 1 hora contemplando las tazas, decidimos marcharnos con lluvia o sin ella, el cielo cada vez estaba mas negro y esa noche debíamos llegar si o si a Fez.

Encontramos un taxi que nos llevó al hotel. En el camino meditábamos sobre nuestros primeros días de viaje y llegamos a la conclusión que era un buen día seguido por un mal día y así, entonces como estábamos viviendo un día malo sabíamos que la mala suerte nos acompañaría todo el día.

En la estación de autobuses (mejorcita que la de Tanger) un pelao nos indicó donde debíamos pararnos (en plena lluvia) para tomar el bus a Fez. Según él, en 30 minutos llegaría el bus pero llegó hora y media mas tarde!. En Marruecos a veces compras los tickets en una ventanilla y otras directamente al chofer o a su ayudante/cobrador. El pelao que nos ayudó al principio, nos dio unos tickets y pudimos subir al autobús.

Debido a la lluvia el viaje demoró más de lo esperado y después de 2 horas llegamos a Fez. Al llegar nos dimos cuenta que no habíamos pagado nuestro pasaje y nadie nos había venido a cobrar así que hicimos autobús-fuga. Bien agilitos nos bajamos al toque (ahorro: 17 dirhams). Antes de salir del hotel en Meknes habíamos visto en internet un hostel muy chévere en Fez, apuntamos el nombre, la dirección y vimos en google maps como llegar desde la estación de buses de Fez, sin embargo, estábamos perdidazos! (por las huevas tanta información). No teníamos ni una puta idea de como llegar, que dirección seguir, por que puerta salir de la estación, ir a la derecha o la izquierda, cagados (otra vez). Un señor vio la angustia en nuestros rostros y se acercó. El tío hablaba español, su esposa era boliviana y sin cobrarnos ni un dirham nos resolvió todas nuestras preguntas.

Parecía que nuestro mal día estaba cambiando… PERO NO! Al llegar al hostel nos indicaron que no habían camas disponibles. PUTA MADRE! otra vez a buscar donde michi dormir. Nuestro mal día continuaba, el administrador del hostel llamó a otros albergues pero todos estaban full, después de estar una hora esperando una respuesta positiva nos dijo: SORRY GUYS! y a la calle!.

En el mismo plan que nosotros estaban 4 chinos y 2 españoles, así que los 8 salimos a recorrer la Medina en busca de un lugar para dormir. Con nuestra ropa mojada y oliendo a camello encontramos habitaciones disponibles en el HOTEL CASCADE , donde pagamos 120 dirhams la noche. Como estaba dentro de nuestro presupuesto, aceptamos (tampoco podíamos ser tan exigentes). Habitaciones limpias con harta frazada y baño limpio, tenía ducha pero apuntaba directamente al water, caballero pe, te bañas mientras cagas.

Mas muertos que vivos nos fuimos a dormir, al día siguiente teníamos una ciudad que conocer. Nos tocaba un buen día.

PD: Sólo habían pasado 2 días y yo ya odiaba a mi compañero de viaje… UN HUEVONAZO! Arrggggh! GOOSFRABA, debo ser mas tolerante con los imbéciles carajo.

Anuncios
Etiquetado ,

Un pensamiento en “El Reino De Marruecos – Parte II

  1. Eric dice:

    Faltaba un geek a tu lado. Pero ánimo, en algún momento inesperado el será de mucha ayuda, no lo menosprecies.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: