Y Así Fue Que Crucé El Charco

El 1ero de Octubre salí de mi casa a las 6am rumbo al aeropuerto Jorge Chávez, el taxista medio huevón me llevó a pasear por Lima tanto así que pasamos por la puerta de mi ex chamba. Para variar el aeropuerto estaba full y demoré mas de lo pensando, sólo tuve 10 minutos para despedirme de mi familia y luego subí al avión. Mi primera parada fue Guayaquil, estuve 6 horas hueveando en las salas de embarque y tiré una pestañita hasta que un mocoso de 3 años me agarró la teta y me empezó a pegar (What the hell!). A las 6pm embarqué y continué mi viaje, destino final: Madrid.

Las primeras horas del vuelo la pasé cheveré, aquí un video:

Cuando se hacía mas tarde y ya tenía el sueño encima las cosas en el avión se volvieron insoportables. Los imbéciles que estaba sentados detrás no apagaban sus luces, un idiota adelante mío me preguntaba todo porque era su primera vez volando (ameeea, cobran la comida?), la turbulencia y claro los putos asientos mas incómodos que la CSM para dormir. Después de 12 horas llegué a mi destino.

En la terminal todo era normal. Las señalizaciones indicaban que debía ir hacia abajo para recoger las maletas. Lo que yo realmente buscaba era la señal de baño, así que me encerré como media hora en el baño para discapacitados (BEST). Luego de pasar el control migratorio (que de control no tiene nada porque los huevones mas estaban ocupados mirando su celular que revisando mis documentos, es mas no me pidieron NI MICHI), fui a buscar mis cosas. Después de bajar no se cuantas escaleras llegué a una especie de plataforma de tren. Le pregunté a otro policía huevero DONDE COÑO ESTÁN LAS MALETAS y me dijo que tenía que subir al tren y me llevaría hacia ellas.

Luego de casi 1 hora metida en el aeropuerto, salí. Afuera me esperaba la amiga de mi mamá, quien me daría hospedaje hasta que encuentre un piso donde vivir.  Traía 3 maletas desde Perú, de 22, 15 y 8 kilos cada una. La tía no tuvo mejor idea que llevarme a su casa en metro (y haciendo conexiones para concha). Ya se imaginaran, parecía una mezcla de Cantinflas con Mr. Bean tratando de llevar las maletas de un lugar a otro y diciendo CSM! cada vez que se atracaban las ruedas de las maletas en el hueco que existe entre la plataforma y el tren (MIND THE GAP).

A las 4pm llegué a la casa y lo único que quería era bañarme y dormir pero la tía tenía otros planes, ella quería conversar. La señora era una peruana que vino a vivir a España en los años 80. La sufrió jodido para sacar adelante a su familia y ahora vive tranquila. Odia a todo el Perú y a su gente, nos llama “indígenas” y renunció a su nacionalidad sin asco para poder ser española. Yo me cagaba de sueño y ella hablaba pestes de mi país. Cuando ya no pude más le dije que tenía mucho sueño. Dormí hasta las 10pm y cuando me levanté para cenar, la tía continúo con sus huevadas.

Casi a medianoche volví a dormir pero la idea de no encontrar piso y tener que quedarme ahí con ella me atormentaba así que pasé mala noche. Al día siguiente fui a una empresa que busca pisos para estudiantes y firmé contrato de alquiler. Con un problema menos regresé a casa de la vieja loca. La señora me dijo que me acompañaría a mi piso porque estaba cerca y me hizo ir a pie! Arrastré las maletas por unas 30 cuadras aproximadamente, me sentía como estibador de la parada. Fue casi tan matador como el vuelo de 24 horas que había tenido…ah si…EL DÍA ANTERIOR!!!

Luego de dejar las maletas me pidió que la acompañe donde su abogado. Después de escucharla quejarse por 30 minutos mas salimos. Le dije que tenía que comprar papel higiénico y detergente. Esta tía se jacta que conoce Madrid (y España en su totalidad) como la palma de su mano… esa palma debe estar peluda porque no encontramos NI UN PUTO SUPERMERCADO. Nos metimos a una bodega donde vendían cosas gigantes, así que con mi plancha de 12 rollos de papel higiénico y mi caja de detergente de 5 kilos (para lo cansada que estaba pesaba 10 kilos) regresamos caminando rumbo a mi depa.

A mitad de camino la tía me dijo que le dolían las patas y que debíamos separanos. Eran casi las 10pm, estuve cerca de tirarme en una banca a dormir pero debía continuar. Deteniéndome sólo para revisar el mapa y ver si iba por el camino correcto. Casi a las 11pm llegué a mi depa (WALKING DEAD MODE ON) y empecé a desempacar. A medianoche por fin había terminado.

Hoy es mi tercer día en Madrid, no conozco nada porque he estado con jetlag (despertar a las 4am para ver LA VOZ es el colmo!) y con estrés. Mañana sábado espero que mi cuerpo por fin se acostumbre, tengo que pagar mi primer mes de alquiler y después podré ir a turistear un poco. Madrid no me impresiona, creo que el efecto Buenos Aires todavía dura. Si nunca han ido a Europa, vayan a Buenos Aires, es IGUALEEETO.

La próxima semana tengo que hacer mas papeleo que por quedarme dormida el día de hoy, no hice.

HASTA LUEGO.

Anuncios
Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: