El Cerebro Del Hombre Y La Mujer

Se supone que este post debería ser sobre el final de mi EUROTRIP pero dado que soy la reina de procrastinación he decidido escribir sobre otra cosa.

Estos últimos días he estado conversando mucho con amigos que están involucrados en algún tipo de relación con alguien de sexo opuesto y casualmente unos andan peleándose por tonterías (mi experiencia en este campo es infinita) y otros para evitar los conflictos están buscando la mejor manera de “llevar la fiesta en paz”.

La única verdad absoluta es que los hombres y las mujeres son diferentes y pueden ver una misma cosa desde perspectivas totalmente opuestas. Para empezar basta con describir el cerebro masculino. De acuerdo a Mark Gungor, el cerebro masculino esta formado por pequeñas cajas y cada una de ellas ha sido creada para guardar información sobre un tema en particular; una caja para el trabajo, una caja para el dinero, una caja para el auto, una caja para su mujer, una caja para los niños, una caja para la madre, etc. Y la regla básica para que funcione el cerebro masculino es que estas cajas no pueden tocarse unas contra otras. Cuando un hombre habla sobre un tema, accede a una caja en particular, con mucho cuidado la saca, la abre, discute sólo sobre lo que contiene esa caja, luego cierra la caja y la guarda evitando tocar las otras cajas.

Por otro lado, el cerebro de la mujer está conformado por una bola gigante de cables y todo está conectado con todo. El dinero está conectado con el auto, el auto está conectado al trabajo, los niños están conectados con su madre, etc. Dentro del cerebro femenino, todo funciona gracias a una energía a la que llamamos “emociones”. Esa es una de las grandes razones de porqué una mujer lo recuerda TODO.

Si tomas un evento y lo conectas a una emoción se plasma en tu memoria y puedes recordarlo para siempre. Los hombres también son capaces de generar recuerdos bajo el mismo método pero generalmente las cosas que suceden a su alrededor, no les interesan.

El hombre tiene en su cerebro una caja que muchas mujeres ignoran, esta caja en particular no contiene NADA. De todas las cajas que el hombre tiene, la caja de la NADA es la favorita. Es por eso que el hombre puede pasar horas de horas haciendo cosas en un estado de muerte cerebral como cuando va a pescar o cuando se sienta frente al televisor. Creo que los hombres tiene la capacidad de pensar en absolutamente nada y aún así respirar.

Las mujeres piensan en miles de cosas todo el tiempo y no pueden entender esa capacidad que tiene el hombre… y no hay nada que vuelva mas loca a una mujer que ver a un hombre haciendo nada. Cuando un hombre está estresado, lo único que quiere hacer es ir a su caja de la NADA, lo último que quiere hacer es conversar sobre sus problemas. Una mujer ve a un hombre en ese estado vegetativo y pregunta: “En qué estás pensando?” – El responde: “Emmm EN NADA”. En cambio la mujer debe hablar sobre sus problemas o su cerebro explotará. Cuando esto sucede los hombres no saben como actuar porque se sienten obligados a decir algo que las reconforte pero el truco aquí es que el hombre no debe decir nada, sólo debe escuchar.

Debido a que el cerebro del hombre y de la mujer funcionan de forma diferente, se dice que el hombre utiliza menos palabras para expresar lo que siente, que una mujer. Si el hombre usa 10,000 palabras, una mujer usa 20,000 palabras (Ella: “Acaso tengo que repetir todo lo que digo!!!???” – El: “Eh?”)

Un estudio que se realizó en una guardería de niños demostró que las niñas AMAN hablar todo el tiempo y hasta pueden decir oraciones completas y si no tienen con quien conversar, hablan solas. En cambio cuando se analizaron las conversaciones de los niños sólo el 55% era entendible por generalmente sus conversaciones se basaban en gritos y gruñidos.

No solo existe diferencia en la cantidad de palabras que cada sexo emplea para comunicarse, la interpretaciones de una palabra también puede variar de acuerdo al sexo. Por ejemplo la frase: “Cinco minutos” -para un hombre “Cinco minutos” significa “Cinco minutos” pero para una mujer “Cinco minutos” significa “Un periodo indeterminado de tiempo” (El: “Estás lista?” – Ella: “Cinco minutos mas!”). Lo mismo sucede con la palabra “Nada”, para un hombre “Nada” es “Nada” pero para una mujer “Nada” es “Algo”. Esta interpretación de las palabras puede aplicarse a las acciones, cuando un hombre suspira significa “Ahhhh mi vida es perfecta” pero cuando una mujer suspira significa “Ahhhh estoy con un imbécil”.

Entonces, un SUSPIRO puede llevarte a una discusión sobre NADA que podrá durar por lo menos CINCO MINUTOS.

Anuncios
Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: